Busca lo que necesites AQUÍ:

jueves, 9 de mayo de 2013

Capítulo 4

- Hola, perdona por interrumpirte pero ha pasado algo muy grave y necesito que vengas a la playa.
Cortó la llamada antes de que pudiera decir nada. Me vestí y me fui corriendo. No me había despedido de Pablo pero me daba igual, mi amiga me necesitaba. Me puse a correr hacía la playa,cuando me giré vi que Pablo venía detrás de mi.
Cuando llegamos a la playa me volví loca buscándolas, no me había dicho donde estaban aunque después de un rato me di cuenta que fui una tonta por no seguir a la multitud. Cuando llegué estaba toda la gente en círculo, no me dejaban ver nada. A empujones y como pude me hice un hueco entre la multitud y conseguí llegar a ella.
Allí estaba Carolina en el suelo llorando. No sabía lo que pasaba pero tenía la sensación de que no era nada bueno. Estaba acompañada de un chico, que no había visto nunca. Él era alto, moreno y con los ojos verdes. No llevaba camiseta y se le podía ver un torso perfecto, con unas tablas de chocolate que para que. Todas nos hubiéramos derretido al verlo, pero yo no estaba para fijarme en otras personas.
- Carolina! ¿Qué ha pasado?
- Es.. Mar.. ta..-dijo como pudo entre llantos y una respiración muy agitada.
- Marta, ¿ qué le pasa a Marta, dónde está?
- Se la acaban de llevar al hospital.- Cuando me dijo eso, el mundo se me vino encima. Una de mis mejores amigas en el hospital. ¿ Qué había pasado en esas horas que no me encontraba con ellas? Me sentía tan culpable, si no me hubiera ido con Pablo al menos podría haberlo evitado...
- Tenemos que ir al hospital. ¿ Pero cómo?
- Yo os puedo llevar.- dijo el amigo de Carolina. Era nuestra salvación. Pablo también se vino con nosotras. Le envié un mensaje a mi madre diciéndole que no se preocupara por mí, que me iba al hospital porque había ingresado a Marta, pero no sabía si lo leería.
Cuando llegamos al hospital, preguntamos por ella y nos dijeron que estaba en el quirófano. Según los médicos tenía una costilla rota, unos cuantos moratones y la pierna rota.¿ Qué coño había pasado para que terminara así?
- Me vas a contar que mierda ha pasado esta tarde para que Marta termine así. Ya puedes empezar.- Le dije a gritos. Sabía que mi tono no ayudaba pero estaba muy nerviosa. Eso era algo que me superaba y aunque ella no tenía la culpa, en ese momento no podía evitar comportarme así.
-Estábamos en la playa andando para dar un paseo y ver si veíamos algún chico guapo. ¿ Tú sabes las rocas que hay al final de la playa?- Asentí moviendo solamente la cabeza- Pues nos subimos allí para hacernos algunas fotos. Cuando de repente vimos a unos chicos tirándose al agua desde allí. Nos apetecía un poco de adrenalina y decidimos hacer lo mismo. Yo fui la primera en tirarme y como no me paso nada ella fue a hacer lo mismo. Cuando ya estaba apunto de saltar se resbaló y callo en las rocas. Tenías que haberla visto.- Se echó a llorar sin haber terminado de contarme la historia, pero me imaginaba el final. Era una desgracia en toda regla y Carolina no tenía la culpa. Por lo que necesitaba todo mi apoyo y se lo di. Porque aunque nos hubiéramos conocido hace tan solo un par de años para mi era como una hermana por todo lo que me ayudo y apoyo en mis malos momentos. Fue una persona que siempre estuvo a mi lado y nunca me falló, así que no le podía fallar ahora yo cuando más me necesitaba.
Estuvimos en el hospital más de dos horas esperando y durante todo ese tiempo Pablo estuvo a mi lado sin dejarme un minuto asolas cuando tan solo nos conocimos de un día.
-Pablo..-dije casi con un susurro.
-Dime preciosa, ¿que pasa? Preguntó él un poco contrariado.
-Nada importante… solo que me gustaría agradecerte que aunque nos conozcamos de poco estés aquí conmigo, teniendo en cuenta que el domingo te vas y te estoy jorobando tus últimos días. Lo siento -dije cabizbaja.
- ¿Pero tú estás tonta?- añadió él enseguida. - Como me va a importar estar aquí contigo. Estás mal y es lo último que podría hacer.
En ese instante sentí que el mundo se paraba a mi alrededor. Sabía que solo lo conocía de poco más de un día y que no sabía nada realmente de él pero conocerlo fue lo mejor que me estaba pasando.
Poco a poco sentí como se estaba acercando hacia a mí y de repente me besó en los labios. Aquello me entrecortó la respiración. Cada vez que me besaba mi mundo se detenía.
De repente oímos un ruido que nos interrumpió. Rápidamente levantamos las cabezas y vimos allí a la madre de Marta y su hermano. Parecían enfadados con nosotras, pero nosotras no teníamos la culpa. Un resbalón lo tiene cualquiera y si es en las rocas normal que terminara así. Cuando por fin terminaron de operarla y la llevaron a la habitación, nos dejaron entrar para verla. Entramos primero nosotras mientras que su madre hacía todo el papeleo.
Tenía una pinta horrible. Llevaba una enorme escayola en la pierna, sus costillas también estaban vendadas pero lo peor fue su cara. La tenía hecha una mierda por hablar claro. El ojo derecho estaba envuelto por un enorme moratón, eso tardaría en curarse y tenía la mandíbula rota. Aún me pregunto como había sobrevivido.

Por un momento aparté la mirada de ella y se la dirigí a Carolina, mi mirada era asesina. Pero temo que no la llegó a ver, ya que sus ojos y su boca estaban ocupados en otra persona. No me hubiera imaginado nunca algo así de ella y menos en público. Con lo recatada que era.

4 comentarios:

  1. ¿En quien se estaba fijando? tengo ganas de leer el próximo capítulo. Y no me parece bien que acusen a Carolina, cuando ella no hizo nada. Si la otra es una patosa es cosa suya.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. gracias por tu comentario. Se fija en un chico de la playa, pero más a delante haré que salgan más como pareja y puede que haya alguna sorpresa por el medio(tranquila que no la dejare embarazada) Y no se le tira la culpa a Carolina, solo que Carol se sentía culpable por no estar allí con ellas.

      Eliminar
  2. ¡Dios mío! ¡Me encanta tu novela! Me gustan muchísimo todos los personajes que salen, y que las tres sean buenas amigas. Por cierto, mientras Marta está en el hospital, súper enferma, ¿Carolina se lía con el chico? ¡Me parece fatal! ¡Se tendría que estar preocupando por su amiga!
    ¡Espero que sigas así!
    Me encanta tu historia! :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Que no es el fin del mundo he...

      Eliminar